ACEITE DE BABBASU

ACEITE DE BABBASU

(Orbignya Oleifera)

El aceite de babassú se obtiene de la nuez de las palmeras babassú, palmeras de tamaño muy grande, con aspecto de cocoteros gigantes, conocidas también localmente como “cusí”, “motacu” y “motacuchi”.
Estas palmeras crecen en forma salvaje en las tierras bajas de Paraguay, Bolivia y especialmente Brasil.
Con una composición muy rica en ácidos grasos y esteroles, el aceite de babassú se parece mucho en su composición al aceite de coco pero no es comedogénico. Se absorbe rápidamente y es de tacto ligero en la piel, mejora la extensibilidad de la crema o loción. Es muy indicado para pieles que necesitan hidratación y regeneración. A la vez se puede usar en pieles grasosas con imperfecciones, por su efecto ligeramente antibacteriano. Rico en vitamina F. Antioxidante y reafirmante. Emoliente, nutritivo e hidratante. Protector y suavizante.
Para todo tipo de piel. Se puede utilizar para el cuidado de piel, cabello y bálsamo labial.
Es alto en ácidos láurico y mirístico, que son valiosos para la piel. Curiosamente, estos ácidos comienzan a fundir a temperaturas que están cerca de la temperatura del cuerpo humano así, cuando se aplican sobre la piel, el aceite de babassú baja el calor de la piel para iniciar la transfusión térmica. Esta transferencia del calor crea una sensación refrescante muy agradable en la piel. El babassú es un gran humectante, forma una barrera protectora, suavizante invisible cuando se aplica a la piel, pero sin obstruir los poros. El aceite de babassú se considera que es un emoliente superior y una excelente opción para tratar cualquier tipo de piel. Un potente emoliente labial y muy adecuado para tratar el cabello dañado y seco.
« Back to Glossary Index